Sin libertad de información no hay democracia

La Ley No. 9048 (normas sobre delitos informáticos al C. Penal) era una buena idea al inicio, pero terminó siendo un gravísimo retroceso para la democracia de Costa Rica. Lo que estuvo previsto como una reforma para perseguir la comisión de delitos por internet, terminó deformado y falseado. En el proceso, alguien metió mano, y generó (por inopia o por alguna otra razón) una de las piezas...
Leer más

Nota urgente a los políticos de Costa Rica

La política costarricense atascada. Todo el mundo reconoce, sin excepción, que las grandes reformas que impulsaron este país en las décadas del 40 y 50 del siglo pasado, fueron vitales para generar uno de los experimentos más exitosos de América Latina: Costa Rica. Todo el mundo reconoce, sin embargo, que se nos acabó la cuerda. Que, en algún momento de los 80 y 90, el país se quedó sin...
Leer más

José Merino

La política y el debate cívico de Costa Rica acaban de perder mucho con la muerte de José Merino del Río. En épocas tan turbias como las que nos tocó vivir en las últimas décadas –cuando muchos de nuestros políticos utilizaron el ámbito de lo público para promover sus agendas y negocios privados, cuando el aire que nos tocó respirar se nos volvió tan denso y sospechoso, y eso lo...
Leer más

La autodestrucción del 1%

Lo que le sucedió a Venecia en el Siglo XIII, le está ocurriendo a los Estados Unidos de inicios del siglo XXI y, muy probablemente, a la Costa Rica actual. La enfermedad se puede llamar “la serrata”, como se decía en la Venecia de inicio del Renacimiento (cerrar o trancar las puertas), o, bien, la auto-destrucción resultante de la codicia. Es un fenómeno que se está reproduciendo hoy...
Leer más

La peor de todas las perversiones (cívicas)

TEGUCIGALPA.- El taxista que me lleva del aeropuerto de Toncontín hasta el hotel en Tegucigalpa me lo dice en forma clara y simple: “esto es un negocio para todo el mundo, menos para los propios hondureños y para la democracia. Es negocio para los medios de comunicación, para los banqueros, para los financistas de campañas, para el dinero sucio de la droga y—desde luego—para los propios...
Leer más