El 12 de abril y la conmemoración de la Autonomía Universitaria

El 14 de abril de 2010, el Consejo Universitario de la Universidad de Costa Rica decidió declarar el 12 de abril como el día de la Autonomía Universitaria. El origen circunstancial de esta decisión fue la invasión llevada a cabo ese día por parte de funcionarios del Ministerio Público, del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y de la Fuerza Pública en la Ciudad Universitaria Rodrigo Facio.

Con esta violación de la autonomía universitaria, las fuerzas de seguridad rompieron una tradición de coordinación de muchos años entre la UCR y el Poder Judicial, para casos en los que media una orden judicial de detención. Afortunadamente, la Corte Plena y las autoridades universitarias decidieron aprovechar este entuerto para establecer un protocolo de funcionamiento en lo que compete a estas situaciones y también quedó pendiente, por parte de la Corte, una investigación sobre la actuación del OIJ.

La invasión del campus universitario generó un debate mediático y en algunos sectores de la opinión pública, en el que algunas personas desvirtuaron el sentido de la autonomía que tienen las universidades públicas en nuestro país. A manera de síntesis, por un lado, se afirmó que las universidades querían utilizar la autonomía como extraterritorialidad, que querían ser un Estado dentro de otro Estado. Por otro lado, se afirmó que el concepto de autonomía era equivalente a la libertad académica o de cátedra. Ambas afirmaciones son equivocadas y muestran una gran incomprensión del origen y contenido de este concepto que protege y tutela el quehacer universitario.

Esta situación, sumado al hecho de que no hay un día dedicado a la autonomía universitaria, llevó a la conclusión de que era no solo pertinente, sino también necesario establecer esta fecha conmemorativa. Su existencia tiene un triple propósito: primero, recuperar la memoria histórica para saber de dónde venimos, entender dónde hemos llegado y lo que hemos alcanzado como comunidad universitaria. Segundo, entender y recrear el significado y alcances del concepto de autonomía universitaria y, tercero, permitirnos saber hacia dónde queremos ir, sin perder nuestras raíces.

Esta conmemoración tiene sentido si contribuye a mantener viva la autonomía universitaria. Para ello, se debe estimular el diálogo intergeneracional e intersectorial (entre estudiantes, docentes y personal administrativo) sobre la importancia de la autonomía y también se deben crear espacios de diálogo e interacción con la comunidad nacional. No debemos olvidar que la autonomía otorga derechos y también establece deberes y obligaciones. La autonomía no es autarquía: la sociedad costarricense debe saber que la inversión que hace al financiar la educación superior pública es utilizada de forma adecuada.

**Sobre el concepto de Autonomía Universitaria en nuestro país**

Nuestro modelo universitario tiene raíces latinoamericanas, inspiradas en la Reforma Universitaria de Córdoba, Argentina (1918) que reivindicó, entre otros principios, la autonomía de la universidad frente a los poderes fácticos (en aquél momento el poder político), el carácter democrático de su gobierno y la orientación crítica de su quehacer académico. Esta reforma implicó una ruptura con el modelo de universidad colonial, que subordinaba su quehacer al poder político de turno o al poder religioso.

Como bien lo reseñó el ex Rector Carlos Monge Alfaro, la influencia de Córdoba vino de la mano del profesor chileno, Luis Galdámez, quien llegó a Costa Rica invitado por el gobierno de don Ricardo Jiménez (1932-36) para formular una propuesta de lo que sería la universidad nacional o de Costa Rica. Esta propuesta finalmente no prosperó en ese momento, pero don Luis escribió el libro *La Universidad Autónoma*, en el que plasmó muchas de las ideas que posteriormente alimentarían la creación de la Universidad de Costa Rica en 1940.

El aporte latinoamericano fue enriquecido sustancialmente por diversas personalidades de la política, de la cultura y de la educación costarricense. A este aporte, el ex Rector Monge Alfaro lo llamó la raíz costarricense de la autonomía universitaria, e incluyó propuestas de personalidades como don Ricardo Jiménez mismo, don Luis Demetrio Tinoco, hasta figuras como Carlos Monge Alfaro, Isaac Felipe Azofeifa y Rodrigo Facio, que posteriormente estarían vinculados al desarrollo mismo de Universidad de Costa Rica.

Después de la primera década de existencia de la UCR, la Asamblea Constituyente (1949) elevó la autonomía universitaria a rango constitucional (artículos 84 y 85). Esta autonomía es completa: incluye la libertad de cátedra, la capacidad de gobierno propio y de administración, así como la obligación del Estado de otorgar el financiamiento adecuado para su desarrollo.

Haciendo un análisis retrospectivo, la autonomía universitaria ha sido la piedra angular que ha permitido que, después de 70 años, la educación superior pública haya logrado cumplir con la misión histórica encomendada: la libertad de enseñar, de investigar, de hacer acción social y de difundir la cultura, contribuyendo de esta forma a la democratización de la sociedad costarricense. En síntesis, la autonomía universitaria ha permitido el desarrollo de un modelo universitario humanista, crítico, democrático y con vocación de transformar la realidad nacional con una perspectiva solidaria e inclusiva.

El establecimiento de esta fecha conmemorativa debe servir para asumir la defensa de la Autonomía como si de una campaña o de una lucha se tratara. Parafraseando al ex Rector Monge Alfaro, es una lucha que tenemos que hacer con dignidad, con altura y con sentido histórico. Ese es el desafío que tenemos si queremos que la autonomía universitaria se mantenga viva, permitiendo a las universidades públicas seguir cumpliendo con su misión en el presente y en el futuro.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>