Disminuir tamaño de letraAumentar tamaño de letraImprimir paginaEnviar esta pagina por e-mailAmpliar el ancho de la paginafluid-width

�M�s de mil? �D�nde est�n?

Columnista huésped | 21 de Septiembre 2006

Por Milton Ruiz Guzm�n

De conformidad con el art�culo 24 de la Ley General de la Administraci�n P�blica �(…) la creaci�n, supresi�n o modificaci�n de los ministerios se establecer� por ley distinta a la de presupuesto, sin perjuicio de las potestades de reglamentaci�n interna del Poder Ejecutivo (…)�.

Antes de la vigencia de esta ley, repetidamente los legisladores, con el dictado de normas presupuestarias -posteriormente calificadas como at�picas por la Sala Constitucional-, introduc�an modificaciones a las leyes ordinarias irrumpiendo en la creaci�n de entidades p�blicas o en modificaciones a las mismas en sus �mbitos org�nicos y de competencias.

Las potestades de reglamentaci�n interna del Poder Ejecutivo, que salvaguarda el texto citado, se enmarcan bajo el conjunto de atribuciones constitucionales que confiere la Constituci�n Pol�tica a ese �rgano del Estado, con las limitaciones que del citado orden derivan, en el contexto del ordenamiento jur�dico en general.

Por tanto, la potestad reglamentaria aludida es limitada, carente de potestades de imperio y no podr� estar en contradicci�n con la ley. A lo sumo por v�a reglamentaria podr�a el Poder Ejecutivo definir par�metros de orden operativo y coordinaci�n con el dictado de un instrumento de esta naturaleza, tal el caso del Decreto Ejecutivo n.� 33.151 MP titulado Reglamento Org�nico del Poder Ejecutivo, nombre absolutamente inapropiado pues en realidad se trata de una forma de organizaci�n propia de la Administraci�n Arias S�nchez, que se esfumar� al finalizar su periodo constitucional en el a�o 2010.

La Ley General de la Administraci�n P�blica, en el art�culo 23, indica taxativamente cu�les son las carteras ministeriales. Se suma al listado el Ministerio de Comercio Exterior que al momento de su constituci�n no modific� el texto ampliando la lista de ministerios, pero que t�citamente s� afect� ese texto.

Cada ministerio tiene sus propias competencias y atribuciones designadas por ley. Similar circunstancia ocurre con las instituciones descentralizadas en consonancia con los par�metros constitucionales del art�culo 188 y siguientes.

En la organizaci�n del Poder Ejecutivo, al tenor del decreto citado, se establecen diversos sectores, uno de ellos es el denominado Sector Productivo, cuya rector�a se asigna al ministro encargado del Ministerio de Agricultura y Ganader�a y al ministro encargado del Ministerio de Econom�a, Industria y Comercio.

Se integra el Sector Productivo con �(…) las siguientes instituciones centralizadas y descentralizadas: CNP, Conarroz, Corbana, Corfoga, Cenada, Corporaci�n Hort�cola, Incopesca, Icaf�, Instituto Costarricense de Investigaci�n y Ense�anza en Nutrici�n y Salud, IDA, Instituto Nacional de Innovaci�n y Tecnolog�a Agropecuaria, Junta de Fomento Av�cola, Junta de Fomento Porcino, Laica, Oficina Nacional de Semillas, PIMA, Senara, Servicio Fitosanitario del Estado, Ente Nacional de Acreditaci�n, Comisi�n Nacional del Consumidor, Comisi�n de la Promoci�n de la Competencia, ICT, Judesur, Secretar�a Ejecutiva del Consejo Nacional para la Calidad, bancos estatales (…)�.

Para haber tenido Oscar Arias m�s de mil asesores en campa�a, seg�n dijo, es deplorable que ninguno de ellos, como tampoco ninguno de los otros m�s arriba de los mil, supiera que oficialmente las entidades e instituciones deben denominarse con su nombre correcto de ley y no con acr�nimos, salvo que la ley lo autorice, que no es el caso del Consejo Nacional de Producci�n en su Ley Org�nica. Un decreto ejecutivo es un instrumento jur�dico y como tal debe ser correcto en su forma y contenido.

Al tenor del art�culo 66 de la Ley General de la Administraci�n P�blica �(…) las potestades de imperio y su ejercicio, y los deberes p�blicos y su cumplimiento ser�n irrenunciables, intransmisibles e imprescriptibles y solo por ley podr�n establecerse compromisos de no ejercer una potestad de imperio (…)�. De ah� que las manifestaciones p�blicas de Alfredo Volio en cuanto a que �la existencia del Consejo Nacional de Producci�n (CNP) llegar� a su fin dentro de unos dos meses, cuando el Gobierno ejecute planes de cierre t�cnico en los que trabaja� y que �tambi�n se trasladar�n algunos programas a otras entidades, o directamente los asumir� el Ministerio de la Producci�n� preguntamos: �cu�l ministerio?

�C�mo es posible que en el Poder Ejecutivo no hayan advertido que los ministerios deben ser creados por ley? �Nadie le ha dicho a S�per Volio que el primer obligado en el cumplimiento de los deberes p�blicos al frente del Consejo Nacional de Producci�n, como presidente de su junta directiva, es �l? �D�nde est�n los m�s de mil?

Definitivamente son otros los intereses en juego, y sin duda muchos los negocios a la vista de los amigos financieros de la campa�a del candidato, hoy ministros por partida doble, quienes con un falso discurso se presentan ante la opini�n p�blica ocultando los prop�sitos de fondo.

(La Prensa Libre)

Columnista huésped | 21 de Septiembre 2006

0 Comentarios

Publique su Comentario




Recordar mis datos?


Reglas para publicar comentarios: Antes de publicarse, cada comentario ser� revisado por el moderador. Su direcci�n de e-mail no aparecer�.