Disminuir tamaño de letraAumentar tamaño de letraImprimir paginaEnviar esta pagina por e-mailAmpliar el ancho de la paginafluid-width

Chisporroteos

Alberto F. Cañas | 15 de Marzo 2006

Me ha confortado sobremanera el que mi viejo y admirado amigo Fernando Salazar Navarrete haya salido a la prensa a liquidar una de las leyendas que durante a�os han hecho circular nuestras alas derechas con el prop�sito de desacreditar al PLN socialdem�crata de los primeros treinta y cuatro a�os, y al propio don Pepe Figueres, el 65% de cuya votaci�n en 1953, todav�a y parece mentira, les est� doliendo a unos cuantos.

Es la f�bula de que un doloroso accidente de tr�nsito en v�speras de las elecciones del 53, revel� la existencia de un fraude electoral.

Salazar Navarrete ha recordado que por primera vez se iban a usar c�dulas con fotograf�a en esa elecci�n, y que, imposibilitado el Tribunal Supremo de Elecciones de hacer individualmente la entrega de la cantidad exorbitante de c�dulas que se elaboraron por primera vez para todos los ciudadanos que figuraban en un padr�n en el que se hab�a incluido por primera vez a las mujeres, confi� en la organizaci�n de los partidos para que las entregaran a sus due�os. Esto era as�, porque todav�a la inscripci�n de un ciudadano en el padr�n no era autom�tica, sino que hab�a que solicitarla, y los partidos hac�an la gesti�n para sus adherentes, basado en lo cual el Tribunal entregaba las c�dulas al partido que las hab�a solicitado. En el veh�culo que se accident�, veh�culo del PLN, iban c�dulas para los liberacionistas creo que de Palmares.

Conviene, ya que estamos en eso, dilucidar y aclarar otra de las mentiras que se han hecho circular en torno a Figueres, y es esa especie de que, interrogado durante su tercera administraci�n sobre el paradero de una donaci�n para la Orquesta Sinf�nica Nacional, declar� que la hab�a gastado en confites.

Esa es una mentira gorda, que me extra�a que los que manejan la orquesta no la hayan rebatido, pues don Pepe dej� muy claro que ese dinero lo hab�a invertido en la siembra de un bosque cuyo producto se entregar�a puntualmente a la orquesta.

La expresi�n �lo gast� en confites� s� es de don Pepe, pero la pronunci� en otras circunstancias, en otra �poca, y refiri�ndose a otro asunto.

Fue en el 48, a pocos meses de la Guerra Civil. Raimundo y todo el mundo sab�an que el Dr. Calder�n y el primer Anastasio Somoza preparaban una invasi�n a Costa Rica. La Junta Fundadora tom� una suma gruesa de dinero, presumo que de la partida de gastos confidenciales, para comprar armas y estar preparados para lo que se ven�a.

El peri�dico La Naci�n, que le hab�a declarado la guerra a Figueres el d�a en que no acept� en Cartago derogar la legislaci�n social, le pregunt� p�blica e �ingenuamente� en qu� se hab�a gastado esa suma extraordinaria. Y don Pepe, que con muy buen juicio no quer�a suministrarle a Somoza la informaci�n que, no s� si �ingenuamente�, se le ped�a, contest� que en confites. Esa es la verdad hist�rica, y cualquiera puede confirmarla en los peri�dicos de la �poca, que est�n en la Biblioteca Nacional.

(La Rep�blica)

Alberto F. Cañas | 15 de Marzo 2006

0 Comentarios

Publique su Comentario




Recordar mis datos?


Reglas para publicar comentarios: Antes de publicarse, cada comentario ser� revisado por el moderador. Su direcci�n de e-mail no aparecer�.