La CCSS y la construcción de la democracia

Quiero empezar con una anécdota. El pasado fin de semana, una persona tuvo un accidente en el Pacífico Sur de Costa Rica. Su pierna fue perforada por una manta-raya, y empezó a desangrarse. Después de los primeros auxilios (un torniquete, y un trapo a presión para detener la hemorragia), inmediatamente la llevamos a la sección de emergencias del Hospital de Ciudad Cortés de la CCSS. Lo que pudo haber sido una tragedia fue rápidamente resuelto por un equipo de médicos y enfermeras de gran pericia, rapidez y profesionalidad. Vi nuestro sistema hospitalario en acción. Y—déjenme decirlo, a pesar de los desencantos que a veces sufrimos los costarricenses—en ese momento me sentí muy orgulloso de este país y de lo que hicieron nuestros políticos visionarios de los años 1940 y 1950.

 

Por ello es absolutamente clave fortalecer la seguridad social y salud pública como parte del pacto democrático de Costa Rica. Hay dos pilares que sostienen cualquier democracia: la educación y la salud pública. Generan los fundamentos de la movilidad, social pues son las bases del capital humano: el acceso al conocimiento, y un núcleo de valores (salud preventiva y salud curativa) que permiten que a los seres humanos ser funcionales competitivos.- A partir de allí, todo se soluciona. Son las cañas de pescar.

 

Quiero enumerar algunas de las medidas que varios expertos en salud pública han indicado en los últimos meses, esenciales todas para salvar y fortalecer la CCSS y el sistema de EBAIS en el país.

 

1.- Cambiar el régimen de gerencia del modelo. Costa Rica debe olvidarse de las Juntas Directivas basadas en el viejo modelo de nombramiento político del régimen 4-3, hoy prácticamente 7-0. Nuestro país debería optar (al igual que los países escandinavos y otros países desarrollados) por gerencias técnicas especializadas, totalmente despolitizadas. Los gerentes y directivos deberían ser escogidos en competencias públicas y técnicas, con los mejores profesionales en el campo, y—además—ser permanentes o de largo plazo. Esa fue la idea con la creación de las instituciones autónomas en los años 50.-

 

2.- Cambiar el régimen de contratación externa de servicios. Por un plazo de 5 a 10 años, debería suspenderse totalmente la contratación externa a los hospitales privados y tomar esos fondos públicos para comprar los equipos y modernizar la capacidad de nuestro sistema de hospitales públicos. No es posible que– en modelo oscuro, opaco y de tráfico de influencia que ha propiciado la corrupción—los fondos públicos y la cotización de la CCSS haya financiado algunos grandes hospitales privados del país. La medicina privada es importante y es una opción, pero no puede ser enriquecida a costa de fondos generados para la salud pública. El hacerle trampa al modelo de la solidaridad social.

 

3.- Optimizar nuestro régimen de cotización directa a la CCSS, creando normas que supongan sanciones, penas y obligatoriedad. Al igual que la evolución internacional en materia tributaria, la morosidad debería ser penada con cierre del negocio y responsabilidades legales de otra índole.

 

4.- Corregir el grave error del gobierno anterior de nombrar más del 10,000 plazas en el sector salud (la gran mayoría de carácter administrativo) y re-dirigirlas al fortalecimiento de los EBAIS, con atención directa a pacientes en el modelo de medicina preventiva.- Ello supondrá, necesariamente, reconversión de puestos de trabajo y capital humano.

 

5.- Y, finalmente, las medidas internas y auto correctivas. El gremio de la salud también tiene que poner las barbas en remojo y reconocer errores y excesos. El régimen salarial hay que revisarlo, y pagar—por ejemplo—una prohibición por no ejercer en el ámbito privado. Hay que fijar límites salariales, prohibir excesos que no guardan parangón con otros funcionarios públicos.- Todo el país, incluso el sector médico, saldrá ganando con racionalización y sentido común.-


6 Comentarios

  1. Fernando Morales

    Estoy de acuerdo con don Jaime Ordóñez, debemos apostar por la eficacia, eficiencia, transparencia y despolitización de las juntas directivas y gerencias de las instituciones autónomas, de lo contrario, podrían estar condenadas a la quiebra en el mediano plazo.

  2. María Elena López

    Muy claro!

  3. José Calvo

    La acción del Hospital de Ciudad Cortés es lo que mas ayuda a que apoyemos el sistema de seguridad social. Lo que don Jaime recomienda para la Caja es en síntesis acabar con la erosión a que ahora está sometida para privatizar el servicio, y esto no es paranoia sino algo constatable.

  4. Sebastián Vargas

    Totalmente de acuerdo,ahora el asunto es poner todos de nuestra parte, corregir excesos del gremio, de los políticos (como lo de las diez mil plazas) y enfrentarse a una maquinaria que desea abrir la medicina a las aseguradoras privadas, lo cual significaría un atraso de setenta años para nuestro país…

  5. isidro Perera Rojas

    Objetivo, certero y exacto diagnóstico de lo que ha pasado con la querida, necesaria e insustituible Institución, cuando lo fue de seguridad social y de solidaridad social. La convirtieron en poco menos que un feudo privado entre los tiburones nacionales de todos conocidos, quienes prefieren el dolor de nuestro pueblo y su inseguridad social-con la violencia que podría generar esto-a ver disminuidos sus ya colmados bolsillos, quienes se aliaron a médicos políticos y a políticos médicos(con alguna excepción todos muy malos como políticos tal vez no tanto como médicos)para irla desguazando como (diría Alvaro Madrigal Castro), hasta querer ponerla de rodillas para privatizar del todo sus servicios.Jugada que ahora están poniendo sobre la cancha,con las críticas al régimen IVM. Porqué nuestra prensa investigadora tan ducha en seguir frusilerías, para llenar espacios televisivos y páginas de diarios, más puntillosos en regodearse en su ideología que en hablar con la verdad, esa que sus corifeos dicen que nos hará libres.Vayan a Chile y hacen un estudio del terremoto que le cayó a la ejemplar seguridad social chilena, o a Colombia donde pasó lo mismo, cuando fueron privatizados sus regímenes?

  6. Carlos Manuel Rojas Mora

    Estimado don Jaime siempre que leo sus columnas y comentarios en Radio Universidad y otros medios los he considerado muy atinados, claros y de fácil aplicación práctica que beneficiaria al país. Este sobre su experiencia con la CCSS es igualmente bueno. Por mi años de trayeactoria en la administración pública(ahora jubilado después de 40 años de servicios) creo que su recomendación de eliminar ese viejo modelo de integración de las juntas directivas de instituciones autónomas,del nombramiento de gerencias con poca o nula competencia en los diferentes campos y el hacer concursos para escoger a la gente verdaderamente preparada para ello, sería un gran avance para hacer de Costa Rica algo mejor.
    Sigamos insistiendo en ese cambio para lograrlo lo más pronto posible y con ello poder sanear tanto la CCSS como otras de nuestras valiosas instituciones. Saludos cordiales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>