Ante la memoria de don Medardo Guido

• Mensaje de don Luis Alberto Monge a la profesora Rose Mary Guido

La ingrata noticia del fallecimiento de don Medardo, conocida a través de un recorte de periódico, me provocó un hondo sacudimiento emocional y una catarata de recuerdos en mi memoria.

Por lo que conocía de su gran contribución a Guanacaste y a Costa Rica, en los campos de la docencia, la música, el folklore y la poesía, hacía mucho tiempo le admiraba. Pero cuando tuve frente a mí su imponente humanidad -serena y humilde-, tuve que agregar a la admiración fuertes sentimientos de cariño. Temo, y lamento, que nunca le dije cuánto lo admiraba y cuanto lo quería. Deseo que usted y las varias generaciones que lo admiraron en vida, reciban, aunque con demora, esta declaración y, junto con las oraciones, las trasmitan hasta el sitial de la eternidad donde nos espera con su habitual gentileza.

En una Costa Rica, acosada por la angustia, la ausencia de compatriotas como don Medardo, será todavía más notoria y sentida. No sé si quedan baluartes como él, pero presiento que, si quedan, son muy pocos.

LA MUERTE DE DON MEDARDO GUIDO

El 17 de mayo de 2007, falleció en Bagaces el profesor don Medardo Guido Acevedo, Premio Nacional de Cultura Popular Costarricense 1995, autor de El Espíritu Guanacasteco y protagonista de la composición musical y literaria de su provincia.

Músico, poeta, educador y folclorista, nació en Liberia, el 8 de junio de 1912. Realizó sus primeros estudios en las escuelas de Bagaces y Liberia, y obtuvo una beca para ingresar como alumno de la Escuela Profesional de Artes y Oficios de Cartago, en donde se graduó. Estudió música instrumental, canto eclesiástico y música orquestal, para servir luego como maestro de música escolar de Capilla e integrante de la Banda Militar de Liberia y Banda Nacional de Guanacaste.

En la administración Cortés Castro, fue separado de su puesto de educador, el cual volvió a ocupar en marzo de 1946, en la administración Picado Michalski.

En la primera campaña presidencial de don Francisco J. Orlich, fue candidato a diputado por Tilarán.

Con el propósito de evolucionar profesionalmente, siguió estudios en San José sobre educación. Sirvió en la docencia como maestro de Música Escolar, maestro de grado, director de escuelas, asesor, supervisor de escuelas de la Dirección Regional de Enseñanza de Liberia. Por los grandes méritos alcanzados en este aspecto y en su labor de extensión social, escolar y al mismo tiempo cultural, el Club Rotario y el Ministerio de Educación Pública, le otorgaron la medalla de Oro del Buen Servidor en el año 1953, en el Club Unión.

Realizó investigaciones y estudios en las ramas del folclore. Participó en recitales folclóricos, en teatros nacionales, así como en televisión y en varias radiodifusoras del país, presentando programas, poemas y canciones que han trascendido las fronteras.

Su obra literaria y musical comprende motivos regionales, aires típicos, canciones románticas y de sabor criollo, música escolar, coplas, retahilas, bombas, comentarios folclóricos, dramatizaciones, cuentos, poemas, artículos, publicaciones y otros.

Este maestro se interesó en la publicación de material folclórico en prosa y en verso, además de música y canciones.

Recibió varios reconocimientos, pergaminos y homenajes, que fueron un estímulo para continuar con su encomiable labor. Se añade a todo esto las apreciaciones y conceptos emitidos por intelectuales costarricenses en el campo de las letras, el periodismo y la enseñanza, que valoran su obra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>